Rusia contra la OTAN

La evolución del conflicto de las últimas semanas muestra que Rusia está derrotando a Ucrania, país utilizado por la OTAN para luchar contra esta potencia nuclear.

Rusia está luchando contra cerca de 52 países, de los cuales 31 de la OTAN, 17 más de Europa y, además, Japón, Australia, Nueva Zelandia, Corea del Sur. Le han suministrado a Ucrania ayuda militar y financiera por casi 300 billones de dólares, han aprobado 12 000 sanciones, adiestran a ucranianos, dirigen toda la campaña de desinformación de la guerra, promueven la rusofobia, demonizan a Putin, facilitan todo tipo de satélites para espiar y dirigir operaciones militares, y los servicios de inteligencias preparan y efectúan operaciones especiales y terroristas.

Ha fracasado la estrategia de la OTAN

Toda la estrategia de la OTAN, dirigida por los Estados Unidos e Inglaterra ha sido un fiasco.

Con las sanciones decididas por la OTAN se buscaba derrotar a Rusia. Partían del supuesto que Rusia no aguantaría, que iría a la bancarrota económica, que se producirían levantamientos internos, que desaparecería Putin y el país sería dividido y repartido entre las potencias de la OTAN.

Todo les ha fallado. Los medios de comunicación de Europa y los países anglosajones, sus centros de investigación como Rand Corporation, Foreign Affairs y otros, han sido realmente groseros con sus mentiras y equivocados análisis. Decían que el ejército ruso estaba acabado, que no tenían municiones, que los militares estaban desanimados, que iba a ser una presa fácil. Que desarmaban lavadoras para sacar sus chips como insumos para producir armas. Hubo toda una cantidad de mentiras, propias de las teorías de desinformación de muy bajo nivel, con falsedades que solo los ingenuos podrían creer.

Ya en 2024 hay voces en estos mismos medios que muestran que la contraofensiva ucraniana de 2023 fue un fracaso, que Rusia construyó unas defensas formidables, que se han producido casi 500 0000 muertos ucranianos. Que los ataques aéreos de los rusos son muy certeros, que han caído ciudades como Bajmut en mayo de 2023 y Marinka a finales, que el ejército ruso está avanzando, que hay mucha corrupción en Ucrania y para algunos que debe buscarse una solución política.

En 2024 la iniciativa la tiene Rusia

En 2024 la ofensiva la llevan los rusos y, aunque los avances, en términos de territorio no son grandes, desde un punto de vista operativo el ejército ucraniano está desapareciendo. La estrategia rusa es de desgastar al ejército ucraniano, destruirlo, para que se vean obligados a la rendición.

En estas dos semanas de 2024 las fuerzas rusas están atacando a lo largo de un frente de más de 1000 kilómetros en el este de Ucrania. Se están dando fieros combates en la fortaleza de Avdiivka, en Kupiansk y Limán, en la provincia de Donetsk.

También se han iniciado fuertes ataques contra la región de Járkov, en el norte, frontera con Rusia, desde la cual se envían ataques a la ciudad rusa de Bélgorod, matando civiles, que los medios de comunicación de Europa y países anglosajones se han quedado callados. Hubo casi 25 muertes y 100 o más heridos civiles en esta ciudad. Esta región de Járkov la perdieron los rusos en agosto de 2022 cuando tuvieron que retirarse porque no tenían suficientes soldados para resistir.

En lo que va 2024, Rusia viene con ataques casi diarios contra la infraestructura militar en todo Ucrania, destruyendo aeropuertos, depósitos de armas, fabricas de drones, talleres de reparación, depósitos de municiones, industria militar y centros de mando y de inteligencia. Se han llevado a cabo operaciones de cirugía muy certeras, nada de centros donde haya civiles, contrario a lo que hace Ucrania, como continúa haciéndolo en Donetsk desde 2014, bombardeando residencias y centros civiles, con el silencio de la OTAN.

Internamente ya comienzan a verse grietas entre el grupo de Zelensky y militares y civiles. El prestigio del cómico ha caído y se habla de su posible destitución, ya sea por un golpe cívico-militar, o como acostumbra a hacer los Estados Unidos, por el asesinato de este líder de pies de plomo, que es un verdadero criminal de su pueblo.

Es lamentable lo que está ocurriendo en Ucrania, un país casi destruido, con por lo menos medio millón de  muertos de militares, cientos de miles de heridos y desparecidos, todo por seguir las órdenes de la OTAN, que está feliz de ver muertos ucranianos con tal de que también se den muertos rusos, que los hay por supuesto, mientras ellos dan órdenes y envían material de guerra,  y dirigen desde el exterior todas las operaciones, sin enviar a sus propios ciudadanos a pelear, pero hay un cómico que se ha prestado a toda esta tragedia.

Como siempre, hay que buscar la paz

No hay alternativa, como en el Medio Oriente, que llegar a acuerdos entre las partes para evitar más destrucción material y de vidas humanas. Ya lo trató Rusia en marzo de 2022, estaba dispuesto a hacer concesiones, prácticamente ya había un acuerdo, que los Estados Unidos e Inglaterra boicotearon.

La derrota de la OTAN en Ucrania marcará un cambio geopolítico muy importante y será una señal clara de la decadencia de los imperialistas anglosajones y de Europa, hoy colonia de los Estados Unidos.

Ojalá que el final del conflicto lleve a una negociación entre Rusia y Europa para llegar a un acuerdo que aleje todo tipo de confrontaciones. Que se logre lo que quería el general Charles de Gaulle: una Europa unida desde los Alpes hasta los Urales. Una Europa fuerte, independiente, que sirva de contrapeso a los anglosajones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here