Diego Otero Prada

Introducción

Se habla mucho del sector petrolero, muchas veces sin conocer las cifras, de ahí que en esta nota presento cifras del año 2007 al 2022, que explicaré a continuación.

Incrementos en adiciones a las reservas mayores que la producción

En la primera columna se muestran las reservas que evolucionan de 1358 millones de barriles en 2007, que aumentan continuamente hasta el año 2013 a  2445 millones.  Disminuyen de 2014 a 2016  a 1665 millones y vuelven a subir  de 2018  a 2019 a  2041 millones. Bajan en 2020 a 1816 millones y vuelven a subir en 2021 y 2022 a 2074 millones. puede afirmar que en el período   2018 a 2022 las reservas oscilaron alrededor de 2000 millones.

La producción evolucionó al mismo ritmo de las reservas. Creció de 194 millones de barriles en 2005 a un máximo de  368 millones en 2013, seguido por un decrecimiento hasta llegar en 2022 a  277 millones.

En millones de barriles por día, , la producción amentó de  531 507  a 1 008 219 barriles en  2013, cayendo fuertemente de  2015 en adelante, hasta llegar a  754 199 millones en 2022.

La relación reservas a producción (R/P) obtuvo su máximo valor de  8,1 en 2009, cayendo la relación a 5,1 en 2016, recuperándose a continuación hasta alcanzar 7,5 en 2022.

El incremento de las reservas de 2007 a 2022 fue de 5426 millones en comparación  con 4904 millones en el acumulado de la producción, es decir, se encontró 522 millones de barriles más de petróleo  que la producción total del período.

Se perforaron 1073 pozos exploratorios, para un promedio anual de 67 pozos.

Los descubrimientos en Colombia son normalmente pequeños

Dadas las reservas nuevas y los pozos exploratorios, se tendría un promedio de descubrimiento de 5,06 millones de barriles, lo que señala que la experiencia colombiana es de pozos pequeños, por lo cual hay que explorar mucho. Esto significa que un promedio de 67 pozos por año es muy bajo si se quiere tener aumentos importantes en las reservas.

Con otros datos, se tiene que la probabilidad de éxito es de 30%, lo que significa que un pozo exitoso daría lugar 16,9 millones de barriles nuevos.

Las exportaciones caen

El consumo interno de petróleo no ha sido muy fuerte. En el periodo 2014 a 2022 la tasa de crecimiento anual fue de 0,76%.5.

Las exportaciones crecieron de 78 millones en 2007 a un máximo de 271 en 2015, año a partir del cual cayeron  consecutivamente hasta llegar a 147 millones en 2022.

Las cifras muestran que se dio un quiebre negativo en cuanto a producción, exportaciones y reservas después de 2016, precisamente el año en que no volvieron a firmarse nuevos contratos de exploración.

Esto nos enseña que lo mismo puede pasar en el futuro dado que este gobierno no va a firmar nuevos contratos, efecto que se verá negativamente después de 2026.

Conclusiones

Hay que explorar mucho en Colombia, lo cual no ha sido la tradición colombiana. Hay que perforar más 100 pozos exploratorios por año si se quiere aumentar en porcentajes importantes las reservas y tener la posibilidad de exportar más, algo que no se piensa hoy en Colombia, dar valor agregado al petróleo refinándolo para producir combustibles y crear una potente industria petroquímica. Esto es reindustrialización y autosuficiencia energética y de productos petroquímicos

Cuadro 1 Datos de reservas, producción, exportaciones y consumo de petróleo de 2007 a 2022

uímicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here