Entre los presentes, destaca la presencia virtual de los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro y Nicaragua, Daniel Ortega

Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y presidente chino, inauguró este miércoles la Reunión de Alto Nivel del PCCh en Diálogo con los Partidos Políticos Mundiales en Beijing.

El evento, bajo el lema «Camino hacia la modernización: la responsabilidad de los partidos políticos», reúne a líderes de partidos y organizaciones políticas de muchos países.

Al pronunciar un discurso de apertura en la reunión, Xi enfatizó que la tolerancia, la coexistencia, los intercambios y el aprendizaje mutuo entre diferentes civilizaciones juegan un papel insustituible en el avance del proceso de modernización de la humanidad y hacer que florezca el jardín de la civilización mundial así como el futuro de todos los países que están estrechamente conectados hoy en día.

El mandatario chino pidió defender los valores comunes de la humanidad. La paz, el desarrollo, la equidad, la justicia, la democracia y la libertad son las aspiraciones comunes de todos los pueblos, detalló Xi.

Xi hizo hincapié en que los países deben mantener una mente abierta para apreciar las percepciones de los valores de las diferentes civilizaciones, abstenerse de imponer sus propios valores o modelos a los demás y de avivar la confrontación ideológica.

La herencia y la innovación de las civilizaciones deben ser altamente valoradas, afirmó este miércoles Xi Jinping, 

Los países deben aprovechar plenamente la relevancia de sus historias y culturas para los tiempos actuales e impulsar la transformación creativa y el desarrollo innovador de sus bellas culturas tradicionales, destacó Xi.

Pidió respeto al derecho de cada nación a explorar su propio camino hacia la modernización, sin abandonar la cooperación y la solidaridad global para garantizar un acceso equitativo a las oportunidades de crecimiento.

En ese sentido, se refirió a la meta de China de convertirse en un Estado socialista moderno hacia mediados de siglo y el compromiso del PCCh de fortalecer los intercambios con otros partidos para establecer un nuevo modelo de relaciones internacionales.

Xi comentó que a la par de ese proceso, el gigante asiático abrirá más las puertas de su mercado, ofrecerá mejores productos de factura nacional, contribuirá con soluciones propias a reducir la brecha Norte-Sur y buscará acelerar la construcción de su iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda.

China organizó por primera vez una cumbre similar en 2017 y a la de 2021 asistieron más de mil delegados de 500 partidos procedentes de 160 territorios.

Ese foro sesionó en el contexto de las celebraciones por los 100 años del PCCh y Xi Jinping abogó por unir fuerzas y estrechar la coordinación contra las prácticas unilaterales disfrazadas de multilateralismo.

En esta ocasión, la reunión fue por videoconferencia y reunió a decenas de presidente y líderes de sus respectivos partidos políticos en una sesión que coincidió en presentar escenarios económicos de desarrollo, que sean diferente a la dinámica del capitalismo dominante.

Bajo un esquema de un mundo multipolar contra el hegemónico, los líderes participantes llamaron a atender propuestas que sean congruentes con el desarrollo alternativo  que vea por el bienestar de sus pueblos.