De acuerdo con el presidente Joe Biden, pese a los apagones el país triplicará la capacidad de producción energética y solar hasta 2024.

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Joe Biden, decretó este martes el estado de emergencia energética ante la posible escasez de electricidad en el territorio, permitiendo el uso de la Ley de Producción de Defensa para acelerar la producción nacional de las tecnologías de energías limpias.

En este sentido, el mandatario indicó que múltiples amenazas afectan la capacidad de la nación para generar suficiente energía eléctrica para satisfacer la demanda de los abonados.

De acuerdo al jefe de Estado, entre los factores que perjudican el servicio eléctrico en el país son las interrupciones en los mercados energéticos causadas por la situación en Ucrania y los fenómenos meteorológicos extremos exacerbados por el cambio climático.

De acuerdo con la Casa Blanca, es necesario incrementar el suministro de panel solar de corto plazo para apoyar los proyectos de energía limpia y fortalecer la instalación estadounidense.

Añadió además que los paneles solares importados desde Camboya, Malasia, Tailandia y Vietnam serán declarados propiedad privada por dos años de tarifa, en aras de asegurar el acceso de los estadounidenses a suficiente recurso energético.

Vale precisar que las actividades para la capacidad de producción energética solar y nacional, orientadas desde que el presidente Joe Biden asumió el cargo, aumentará la capacidad principal de 7,5 gigavatios hasta 15 gigavatios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here