Presidente de la Asociación Colombiana de Economía Crítica-ACECRI  y miembro la junta directiva de la Academia de Ciencias Económicas-ACCE

Las cifras son muy claras: ya llevamos 27 días de la cuarta ola que comenzó el 21 de octubre de 2021 en casos diarios de contagiados y muertes, aunque en los últimos días del 12 al 16 de noviembre hay una tendencia a disminución de los infectados diarios.

Por otra parte, hubo un cambio en la vacunación que se aceleró entre el 8 y 13 de noviembre, para llegar a promedios superiores a 350 000 dosis diarias.

Los casos diarios de infectados aumentaron a una tasa diaria de 2,37% del 20 de octubre al 16 de noviembre.

Hasta el 16 de noviembre, los infectados diarios según promedio de siete días aumentaron a 2447, de 1299 el 20 de octubre, pero los casos diarios reales han venido disminuyendo de 2599 el 12 de noviembre a 2021 el 16 de noviembre, lo que se refleja en una caída de la tendencia el último día (gráfico 1).

De todas formas, las cifras muestran claramente que del 21 de octubre en adelante se inició una etapa ascendente de una nueva ola, la cuarta, por lo cual sorprende que el gobierno nacional y diferentes epidemiólogos no lo reconozcan, sino que tratan de dar explicaciones como si hubiera dudas sobre lo que la realidad está diciendo. La gráfica 1 es evidente, la curva del Covid-19 cambió de pendiente hacia arriba, revirtiendo lo que venía dándose desde el 28 de junio cuando se llegó al pico de la tercera ola, e iniciándose la etapa descendente que llegó a su mínimo el 20 de octubre.

Si lo ocurrido en estos cinco días del 12 al 16 de noviembre continúa en los próximos días, se podría hablar de un cambio en la tendencia creciente y se habría desactivado la cuarta ola.

Gráfico 1 Evolución nacional del Covid-19 del 1 de septiembre al 16 de noviembre de 2021

Los muertos diarios aumentan lentamente

Los muertos diarios no han mostrado un crecimiento acelerado. Desde mediados de septiembre hasta el 4 de noviembre se mantuvieron en una meseta alrededor de 31 a 33 decesos, situación que cambió el 5 de noviembre para llegar a 36 muertos el 16 de noviembre, pero la situación no parece grave (gráfico 2).

La tasa de mortalidad que del 22 de agosto al 12 de noviembre estaba alrededor de 2,54%, a partir del 14 de noviembre bajó a 2,53%.

Sin embargo, esta tasa es de las más altas del mundo, siendo el promedio mundial de 2,0%. Y en muertos por millón de habitantes, el 17 de noviembre la cifra de Colombia era de 2477, en comparación con el promedio mundial de 658. La posición del país era de las más altas, ocupaba el quinceavo puesto, de 223 regiones y países.

Gráfico 2 Evolución de los muertos diarios del 1 de septiembre al 16 de noviembre

Bogotá evoluciona diferente a la tercera ola

Hasta el 6 de noviembre la dinámica de los infectados diarios en Bogotá era bastante estable, lo que cambió al pasar de 181 casos el 7 de noviembre diarios a 193 el 8 de noviembre, para aumentar a 284 el 16 de noviembre. Pero, es significativo que para el 16 de noviembre los infectados diarios de Bogotá equivalían al 11,6% del total nacional, una cifra bastante baja, muy alejada de los porcentajes superiores a 30% de la tercera ola (gráfico 3).

En muertos, la situación de Bogotá es excepcional, con promedios diarios por debajo de dos decesos desde el 14 de octubre. Para el 15 de noviembre con un promedio diario de 2 muertos, estos equivalían a 5,55% del promedio nacional.

Gráfico 3 Dinámica del Covid-19 en Bogotá del 1 de septiembre al 16 de noviembre

La dinámica por regiones es muy variada

Al comparar el 16 de noviembre con el 20 de octubre, periodo de ascenso de una cuarta ola, las tasas de crecimiento son muy diferentes.

Los territorios con los mayores aumentos fueron: La Guajira, Cundinamarca, Sucre. Santander y San Andrés, con tasas de crecimiento superiores a 300%.

Dos departamentos decrecieron en los infectados diarios: Caquetá y Meta.

De crecimientos de 100% a 300%: Huila, Norte de Santander, Quindío, Cesar, Boyacá, Tolima, Sucre, Putumayo, Risaralda, Chocó, Vichada y Guaviare.

De menos de 100% el resto de los territorios, entre los cuales se encuentran Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico, Bolívar, es decir, los grandes territorios.

En conclusión, de 33 regiones, 31 están mostrando aumentos en los infectados diarios

La vacunación mejoró

Del   8 al 13 de noviembre aumentó la vacunación por encima de 300 000 dosis diarias, para terminar el 14 de noviembre con un promedio de 354 000, pero para este último día la vacunación fue de solamente de 186 000.

La tasa nacional de vacunación para el 14 de noviembre, suponiendo un equivalente de dos dosis para los que se han colocado una sola dosis, es de 62,10% un aumento importante con respecto a la cifra de 53,9% para el 7 de noviembre como consecuencia del aumento que se produjo en la vacunación. Si se sigue a este ritmo, para finales de diciembre se alcanzaría entre el 75% y 80% de la tasa de vacunación y se cumpliría la meta del gobierno nacional.

Es posible que este cambio en la vacunación explique la reducción de los contagiados diarios en los días de 12 al 16 de noviembre.

En Bogotá ya se está acercando a 70% la tasa de vacunación, de ahí los valores tan bajos de infectados y muertos diarios.

Conclusiones

Hasta el 16 de noviembre se tenían 27 días de incremento en los contagiados diarios según promedio semanal, que fue interrumpido por una reducción de estos el 16 de noviembre.

La tendencia de la vacunación, que era cercana a un promedio diario de 200 000 cambió en los últimos días, lo que es un hecho muy positivo porque puede hacer que la cuarta ola sea muy suave, o que esta se interrumpa y se vuelva a una etapa de infectados decrecientes. Un juicio definitivo se podrá dar dependiendo de cómo evolucionen los acontecimientos en la semana del