El mandatario venezolano aseguró que su Gobierno tendrá la mayor paciencia en la búsqueda de acuerdos con la oposición.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseveró que con el diálogo nacional, estamos avanzando hacia una nueva etapa de estabilidad política, en la que sectores que respondían a la agenda de violencia, hoy reconocen la legitimidad del Gobierno Bolivariano y del camino electoral.

En entrevista en el programa Aquí con Ernesto Villegas, el mandatario destacó que la Mesa Nacional de Diálogo, instalada en México, reanuda el reconocimiento mutuo de los actores políticos del país.

Explicó que en  primer lugar. entre las partes. se firmó un memorándum de entendimiento que se ha convertido de obligado cumplimiento en la Asamblea Nacional, y el Gobierno a través del representante plenipotenciario, Jorge Rodríguez, lleva las propuestas al dialogo.

En este sentido, se han presentado dos documentos para ser evaluados. El primero es sobre el levantamiento de todas las sanciones y el regreso de todas las cuentas secuestradas por instituciones financieras internacionales.

En segundo lugar se presentó un documento privado para que la mesa de México presente un pronunciamiento sobre los derechos venezolanos de la Guayana Eusequiba, indicó el mandatario en el programa de entrevistas de Villegas, que cumplió un año al aire.

Sobre las expectativas de la mesa de diálogo, el jefe de Estado aseguró que su Gobierno va a tener la mayor suma de paciencia y estrategia para alcanzar la recuperación y bienestar de los venezolanos.

«Cuando nos sentamos con la oposición, entendemos que hay problemas de carácter personal, diferencias políticas, diferencias electorales, odios, envidias, mezquindades, intraoposicion. No se sabe que se puede esperar». apuntó. 

«Lo que sí le puedo decir a Venezuela, que nosotros vamos a tener la mayor suma de paciencia y altura estratégica, nos tragaremos cuántos sapos haya que tragarse con arena incluida, para buscar el bienestar de los venezolanos», puntualizó.

«Cuando nosotros nos sentamos en esa mesa no sentamos con el gobierno de Estados Unidos», ellos (la oposición extremista de derecha) dependieron tanto de la pasada administración del expresidente Donald Trump como ahora con Joe Biden. manifestó.

 «Cuando nos sentamos en esa mesa (con la oposición), entendemos que nos sentamos con el Gobierno de los Estados Unidos, porque esa plataforma unitaria son los políticos dependientes de los dictámenes de EE.UU.», detalló.