El gabinete de ministros de Perú, presidido por Guido Bellido, recibió este viernes el voto de confianza del Congreso, después de dos sesiones plenarias de más de 13 horas dominadas por las críticas de la oposición a las políticas planteadas por el Gobierno de Pedro Castillo.

El mandatario, quien asumió la presidencia el pasado 28 de julio, agradeció a través de su cuenta oficial de Twitter al pleno del Congreso por otorgar el voto de confianza a las propuestas del gabinete de Bellido, que fueron aprobadas con 73 votos a favor, 50 en contra y ninguna abstención.

«La búsqueda de consensos nos permitirá gobernar junto con el pueblo y por el desarrollo de políticas públicas con carácter social», aseguró Castillo.

Los votos contrarios a la confianza del Ejecutivo vinieron de los tres grupos más conservadores del hemiciclo peruano: Fuerza Popular (fujimorista), Avanza País (ultraliberal) y Renovación Popular (extrema derecha), aunque también se sumaron a la negativa algunos congresistas de Somos Perú-Partido Morado, Podemos Perú y Alianza para el Progreso.

El resto de grupos parlamentarios apoyó el plan del Gobierno de Castillo, a pesar de los serios cuestionamientos a ciertos integrantes de su equipo ministerial, incluido el propio Bellido, duramente criticados por sus posturas de extrema izquierda o por presuntos vínculos con grupos radicales o incluso con el terrorismo de Sendero Luminoso.

«NO SOMOS TERRORISTAS»

En su turno de réplica en el debate, Bellido respondió a esas críticas y reafirmó que el programa no es comunista, al tiempo que invocó a la unidad para «trabajar juntos para todos los peruanos».

«No solo no somos terroristas, sino que somos contrarios a toda acción subversiva», insistió.

También intervinieron en el debate varios de los ministros de Bellido, entre ellos el titular de Economía y Finanzas, Pedro Francke, quien ratificó que la prioridad del Ejecutivo es reactivar la economía del país con la promoción de la inversión privada y pública, lo que «implica el irrestricto respeto a la propiedad privada».

Francke mencionó también la enorme necesidad de infraestructura y sostuvo que será necesario «fortalecer la administración tributaria» para no romper la caja fiscal.

Por su parte, el ministro de Salud, Hernando Cevallos, afirmó que para combatir la pandemia del coronavirus el país necesita «avanzar en una profunda reforma del sector salud», unificando el sistema sanitario y descentralizarlo para «cerrar las brechas» y revertir la «dramática» realidad sanitaria «de los lugares más alejados» del país.

Por su parte, el ministro de Educación, Juan Cadillo, reiteró la voluntad del Gobierno de garantizar un retorno «seguro, flexible, gradual y voluntario» a las clases presenciales, aunque reconoció la necesidad de promover «estrategias de educación híbrida» y trabajar para reducir la enorme brecha digital del país.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here