Síntesis

Ya vamos para tres meses y una semana desde que comenzó la tercera ola el 10 de marzo y no se sabe si estamos o no en el pico.

Con los muertos, como es normal, hay un rezago con los casos diarios, ya que siguen aumentando, y al 15 de marzo estaban en un promedio diario de siete días de 577.

Hubo mejoras sustanciales en vacunación, con promedios diarios por encima de 200 000. Igualmente, en pruebas diarias se pasó a 89 472, superándose los promedios que se tenían en los meses anteriores de 60 000 o menos.

En cuanto a casos diarios estamos en una meseta

Como se ve en la gráfica 1, llegamos a un pico intermedio el 28 de abril con 17 616 casos diarios, contagiados que se redujeron a 15 350 el 22 de mayo en que se inició un nuevo repunte para alcanzar un máximo de 26 862 el 6 de junio, manteniéndose de ahí en adelante hasta que se llegaron a 27 208 casos diarios el 15 de junio.

No se puede establecer con los datos disponibles que se haya llegado al pico de la tercera ola, así que habrá que esperar una semana más para sacar conclusiones definitivas. Pareciera que se está estabilizando el número de casos, pero lo que está ocurriendo en Colombia, a diferencia del resto del mundo, es bastante impredecible. Se tiene un desarrollo muy aleatorio de esta tercera ola.

Gráfico 1 Evolución del coronavirus a nivel nacional del 1 de abril al 15 de junio

No se llega al pico de muertos diarios

Se tuvo una etapa de aumentos diarios de los muertos que culminó el 4 de mayo con 485 casos. Siguió una relativa estabilidad hasta el 29 de mayo en que se superaron los 500 muertos. Pero, en junio viene otra etapa de crecimiento de los muertos diarios hasta llegar a 577 el 15 de junio. Como se ve, no hemos llegado aún al pico de muertos diarios, aquí siempre hay un rezago con los casos de infectados diarios, es decir, la reducción o aumento de los mismo no se refleja inmediatamente en disminución o aumentos de muertes diarias (gráfico 2).

Por regiones, el aumento se ha venido dando en los departamentos medianos y pequeños, más que en Bogotá, Valle, Antioquia y Barranquilla.

Algo positivo tiene que ver con que la tasa de mortalidad ha venido disminuyendo de 2,57 el 8 de junio a 2,55 el 15 de junio, con Bogotá, cuya tasa ha venido bajando, ubicándose en 1,93 por ciento el 12 de junio.

En comparación, Antioquia tenía una tasa de mortalidad de 2,19 por ciento el 12 de junio, y para el 11 de junio, Valle del Cauca, 3,39 por ciento, Santander 3,26 por ciento, Cundinamarca 2,64 por ciento y Córdoba 2,98 por ciento.

Gráfico 2 La evolución de los muertos a nivel nacional del 1 de abril al 15 de junio

Sigue la concentración de los casos y muertos en seis regiones

Para el 15 de junio, salvo cuatro departamentos, todos los demás habían entrado en una dinámica creciente, pero con una gran diversidad. En efecto, seis regiones explicaban el 71,2 por ciento de los casos diarios, que son:

  • Bogotá, con 34,3 porciento
  • Antioquia con 12,0 por ciento
  • Cundinamarca con 7,6 por ciento
  •  Santander con 6,8 por ciento
  • Valle del Cauca con 6,5 por ciento
  • Bolívar con 4 por ciento

Siguen cinco departamentos con participaciones entre 2 y menos de 3 por ciento, que explicaban el 11,7 por ciento, que son:

  • Boyacá 2,7 por ciento
  • Meta 2,5 por ciento
  • Atlántico 2,4 por ciento
  • Caldas 2,1 por ciento
  • Córdoba 2,0 por ciento

En resumen, en once regiones se explicaba el 15 de junio el 82,9 por ciento de los casos de infectados diarios, pero sobresalen Bogotá, Antioquia, Santander, Cundinamarca y Valle del Cauca.

Sobresale el buen desempeño de Atlántico, con solamente 647 casos de infectados diarios para el 15 de junio.

Los muertos, como los contagiados, se concentran en Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Santander y Cundinamarca, con un total de 53,5 por ciento para el 11 de junio.

Bogotá es la región de más infectados

Bogotá, a partir del 23 de mayo entró en una dinámica acelerada de contagiados que comenzó a estabilizarse desde el 6 de junio, pero con cifras muy altas entre 9200 y 9400. Se está en una meseta que debe variar hacia abajo o arriba, es decir, se llega al pico, o se sigue subiendo. Esperamos que, más bien se inicie el descenso de infectados (gráfico 3).

Gráfico 3 Evolución del Covid-19 en Bogotá del 1 de abril al 15 de junio

¿Qué puede esperarse?

Desde que comenzó la pandemia el 6 de marzo de 2020, nunca estábamos en una situación tan difícil para prever que puede seguir, ya que la aleatoriedad es tan grande, que cualquier predicción corre el riesgo de fallar casi con certeza.

La etapa ascendente de esta tercera ola va para tres meses y medio, casi igual a la de la segunda ola. Las cifras de contagiados diarios de los quince días de junio no han crecido significativamente, girando alrededor de 26 000 a 27 000 casos diarios, que puede dar la impresión de que nos acercamos al pico de esta tercera ola.