Mujica informó que no se puede vacunar contra la Covid-19 pues padece una enfermedad inmunológica crónica.

El expresidente uruguayo, en entrevista a un medio local emitida este viernes, destacó la importancia de la unidad plural en la construcción del partido político, Frente Amplio, a la vez que lamentó la división de la izquierda a nivel mundial.

“Las izquierdas en el mundo se dividen (…). Sin embargo, se logró la unidad del Frente Amplio “porque la necesidad histórica lo imponía en el peso de la crisis”, puntualizó Mujica, quien además homenajeó al principal fundador del F.A., Líber Seregni.

El también exdirigente del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (MLN-T) destacó que “se llegó a algo que parece imposible”, pues el F. A. reunió a tanto a «fuerzas políticas de orientación marxista» como a la democracia cristiana.

Mujica recordó que cuando Uruguay “salió de la Segunda Guerra Mundial no tenía deudas, al revés, le debían. (…) La torta se fue achicando (…), entramos en crisis. Nos pagaban menos lo que vendíamos y nos costaba más caro lo que comprábamos”.

“Cuando un pueblo está relativamente bien y cae tan abruptamente sufre mucho más que aquellos que están acostumbrados a vivir relativamente mal o sepultados (…) En esa crisis (…) se van a producir las condiciones” para el nacimiento del Frente Amplio, puntualizó el expresidente, refiriéndose al nacimiento del F.A. ocurrido el cinco de febrero de 1971, exactamente 50 años atrás.

“Un partido político, una fuerza política necesita un esqueleto constituido por gente que no está temporalmente en una tarea, sino gente que compromete su existencia en el devenir de esa tarea (…). Después, se fijará mucha gente que va y viene, que acompaña a la ola y que a veces se separa (…) pero se necesita ese esqueleto”, advirtió Mujica.  

Refiriéndose al MLN-T, organización armada la cual combatió a la dictadura uruguaya y de la cual Mujica fue alto dirigente, el político suramericano precisó que “tuvimos una flexibilidad” por lo general ausente en “los otros movimientos guerrilleros de Latinoamérica (…). No hay ningún triunfo que sea definitivo, el único triunfo es volver a empezar cada vez que uno tropieza y se cae”. 

“No quiero un país crispado. No quiero un país de medio país contra medio país, que sería un desastre. Tener diferencias no significa (…) que haya que polarizar el país”, destacó Mujica refiriéndose a la actualidad uruguaya.

A su vez, el expresidente uruguayo alertó que “hay una farra de dólares desparramados por el mundo, y euros, y me hago esta pregunta ¿esta deuda que se está contrayendo se va a pagar como se pagó la deuda del Plan Marshall (…) con la inflación de las monedas duras?”

Finalmente, Mujica informó que no se puede vacunar contra la Covid-19, sin embargo llamó a inmunizarse, algo que sí hará su esposa, la senadora del F.A., Lucía Topolansky. “No debo vacunarme. Padezco una enfermedad inmunológica crónica (…) pero no hay que darle changüí a este virus tan cambiante”, concluyó.