La economía más grande del mundo creció 7,4 % en el tercer trimestre del año frente a los tres meses precedentes y un 33,1% anualizado, lo que se atribuye a la reactivación económica y al billonario paquete de estímulos aprobado a finales de marzo.

La economía de Estados Unidos creció a un ritmo histórico en el tercer trimestre de 2020, gracias a un gasto récord de los consumidores, aunque lejos todavía de volver a la producción de antes de la pandemia.

La tasa de crecimiento anualizada fue del 33,1%, de acuerdo con el Departamento de Comercio, dando un dramático giro desde una contracción anualizada del 31,7% en el

Frente a los tres meses precedentes, el crecimiento fue del 7,4%, después del desplome del 9% registrado entre abril y junio.

El presidente Donald Trump celebró el dato como “el mejor en la historia de nuestro país”. 

PUBLICIDAD

«El incremento del PIB en el tercer trimestre reflejó los continuados esfuerzos para reabrir los negocios y retomar las actividades que fueron pospuestas o restringidas por el Covid-19», explicó, por su parte, el Departamento de Comercio en su informe.

Pese al histórico rebote del trimestre pasado, los economistas señalan que, dado el actual repunte de casos en Estados Unidos, el país con más contagios y fallecidos del mundo, se espera que se suavice de nuevo la expansión económica ante la reimposición de limitaciones en algunas zonas del país.

El país no ha logrado recuperar los empleos perdidos en la crisis sanitaria. En la última semana, se recibieron unas 751.000 solicitudes iniciales de subsidio por desempleo, cuando antes de la pandemia el promedio semanal era de 200.000. 

Con EFE y Reuters

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here