por Carlos Aznarez

Mientras tanto la Minga social prosigue su marcha hacia Bogotá con multitudinarios actos en el recorrido desde Cali.

La Comisión de paz y posconflicto del Senado colombiano hizo una propuesta formal este miércoles para que el presidente, Iván Duque, escuche a las organizaciones sociales que hacen parte de la Minga social que tiene lugar durante esta semana en el país suramericano.

La proposición, firmada por el copresidente de la comisión senatorial, Antonio Sanguino Páez, solicita la realización de una audiencia pública para «escuchar a las organizaciones que hacen parte de la Minga Indígena, quienes en las últimas semanas han sido estigmatizados, señalados e invisibilizados por el Gobierno nacional».

En el petitorio se reprocha al Gobierno colombiano que se haya negado a atender las peticiones de las organizaciones indígenas, como acaba de suceder esta semana, cuando los miembros de la Minga en su campamento inicial en Cali quedaron a la espera del propio presidente Duque o algún representante.

El comunicado recuerda que la Minga Indígena se dirige desde Cali a Bogotá, con el «objetivo de presentar sus peticiones al Gobierno nacional, las cuales buscan rechazar las masacres, asesinatos de líderes sociales, criminalización de la protesta social y defender el territorio, la vida, la paz y la democracia».

En la posible audiencia, la Comisión solicita la presencia del presidente Duque, así como de otros altos cargos del Estado colombiano como son los ministros de Interior y Defensa, la consejera presidencial de Derechos Humanos, el alto comisionado de Paz, el procurador general, el fiscal general y el defensor del pueblo.

Entretanto, miles de indígenas, líderes y activistas sociales del suroeste de Colombia iniciaron este jueves en Cali el viaje hacia Bogotá. Sus integrantes esperan llegar a la capital de Colombia el próximo lunes para plantear por directo al presidente, Iván Duque, sus demandas. Asimismo, esperan manifestar el cansancio por la violencia en sus territorios, a lo cual pudiera ayudar, si se concreta, esta iniciativa senatorial.

Las peticiones de los indígenas de la región del Cauca (suroeste colombiano) azotada por los grupos paramilitares, el narcotráfico y otras actividades criminales, llevan décadas en lista de espera por las promesas incumplidas o cumplidas a medias por el Estado colombiano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here