El Tribunal de Apelación de Inglaterra ha concedido al Banco Central de Venezuela el recurso de apelación en contra de la sentencia realizada por el juez Teare el pasado 2 de julio, la cual reconocía a Juan Guaidó como «presidente constitucional interino de Venezuela» y denegaba así el acceso al banco venezolano, bajo control de la Administración de Nicolás Maduro, a las reservas en lingote de oro guardadas en el Banco de Inglaterra valorados en unos 1.800 millones de euros.

La decisión estuvo a cargo de Tribunal de Apelaciones de Reino Unido, que examinaba desde mediados de septiembre la apelación hecha por Venezuela tras la decisión del Tribunal Superior británico que negó a ese país el acceso a 31 toneladas de su oro, valoradas en más de 1.000 millones de dólares, depositadas en las bóvedas del Banco de Inglaterra, en Londres, debido a que reconoce como titular del Gobierno venezolano al autoproclamado «presidente encargado» Juan Guaidó y no a Nicolás Maduro. Reseño el portal de noticias de RT en español.

Debido a esta controversia, la Corte de Apelación ordenó que se realice una investigación en profundidad para determinar a quién pertenecen los fondos.

¿Qué ocurrió?

En julio, luego de conocerse la decisión del juez del Tribunal Superior británico, Nigel Teare, quien manifestó que Guaidó era «inequívocamente» el «presidente interino constitucional» de Venezuela y que su administración «ad hoc» era la que podía acceder a las reservas, el Banco Central de Venezuela (BCV) apeló a esta decisión que catalogó como «absurda e insólita».

Entre los basamentos de la defensa del país suramericano para apelar al fallo se encontraba que Londres no había roto relaciones diplomáticas con Caracas y que ambos gobiernos mantienen a sus embajadores en sus capitales.

Ambos países se encuentran en unabatalla legal que se remonta a 2018, cuando el Gobierno venezolano pidió el acceso a sus reservas, para honrar sus compromisos financieros en medio de las sanciones de EE.UU., y le fue denegado. Posteriormente, en 2019, hizo una nueva solicitud del oro y hubo otra negativa por parte del Banco de Inglaterra, que alegó que el primer ministro británico, Boris Johnson, solo reconocía a Guaidó como mandatario legítimo.

Tras esa decisión, el diputado opositor designó como representante legal en el extranjero a José Ignacio Hernández y pidió a las autoridades del banco que no entregaran los lingotes al Gobierno de Maduro, alegando que «se usaría con fines corruptos».

Ya en mayo de este año, el BCV había presentado una demanda contra el banco londinense con el objetivo de obtener y vender parte de su oro para transferir los recursos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y así adquirir alimentos y medicinas necesarios para la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here