La decisión de la Corte Suprema de Justicia de Colombia de ordenar la detención domiciliaria del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, en un proceso judicial en el cual se está investigando su conducta, demuestra la fortaleza de la institucionalidad democrática de Colombia, basada en la separación y el respeto de sus poderes públicos. El expresidente debe recibir, durante su defensa, todas las garantías que forman parte del concepto del debido proceso como parte del Estado de derecho. Es de público conocimiento la importancia que la resolución final de este caso tiene respecto al origen y las relaciones del paramilitarismo con el conflicto armado colombiano y sus implicaciones para la paz y la seguridad hemisféricas.

Firmantes:
1) Ernesto Samper
2) Aloizio Mercadante
3) María José Pizarro
4) Marco Enríquez-Ominami
5) Clara López
5) Adriana Salvatierra
6) Camilo Lagos
7) Daniel Martínez
8) Verónika Mendoza
9) Karol Cariola
10) Gabriela Rivadeneira
11) Esperanza Martínez
12) Mónica Xavier
13) Iván Cepeda
14) Carol Proner
15) Jorge Taiana
16) Celso Amorim
17) Hugo Martínez
18) José Miguel Insulza
19) Carlos Sotelo
20) Fernando Lugo
21) David Choquehuanca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here