El mandatario venezolano conformó una Comisión Presidencial Plenipotenciaria para la recuperación del sector petrolero, gasífero y petroquímico en el país suramericano.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, declaró «emergencia energética de la industria hidrocarburos» y nombró una comisión plenipotenciaria para emprender el proceso de reestructuración dentro de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), severamente afectada por las sanciones unilaterales de EE.UU.

«Ha llegado una nueva etapa para la defensa, reorganización y recuperación integral de la industria petrolera, por eso procedo a firmar el decreto que declara la emergencia energética de la industria de hidrocarburos, a los fines de adoptar medidas urgentes para garantizar la seguridad energética nacional y proteger la industria de la agresión imperialista», anunció Maduro.

Presidente @NicolasMaduro declara “emergencia energética de la industria hidrocarburos” a fines de adoptar las medidas necesarias para garantizar la seguridad energética nacional y proteger a la industria de las agresiones imperialistas

El mandatario detalló que la Comisión Presidencial, denominada «Alí Rodríguez Araque» en honor al fallecido político venezolano que presidió PDVSA (2002-2004), tendrá como propósito la efectiva recuperación del sector petrolero, gasífero y petroquímico.

Maduro precisó que la Comisión estará dirigida por el vicepresidente del Área Económica, Tareck El Aissami, y el ingeniero químico Asdrúbal Chávez, quien se desempeñó como presidente de Citgo, filial de la petrolera venezolana en EE.UU.

La primera instrucción de Maduro este miércoles para la naciente comisión fue realizar un mapa de soluciones para elevar la producción petrolera. «Venezuela debe ser una potencia petrolera mundial ¡O producimos, o producimos!», exclamó.

De acuerdo con el Jefe de Estado venezolano, PDVSA posee un portafolio de inversiones que supera los 25.000 millones de dólares. «Ha llegado el momento donde no podemos perder el tiempo«, afirmó.