La propuesta de diálogo fue propuesta por el secretario general de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), Laurent Berger, quien al cierre del encuentro rescató «señales de apertura» por parte del gobierno.

El Gobierno francés y sindicatos opuestos a la reforma de jubilación, realizaron este martes una nueva ronda de diálogos que no logró avances concretos en el camino a la solución de la crisis que vive el país europeo, el cual está inmerso en una huelga sin precedentes.

La reunión estuvo encabezada por el primer ministro francés, Edouard Philippe, quien estuvo con los principales líderes de trabajadores y pensionados, los principales resultados alcanzados fueron el acuerdo de celebrar una conferencia sobre el financiamiento para sostener la reforma y un próximo encuentro pactado para el viernes.

La propuesta de diálogo fue propuesta por el secretario general de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), Laurent Berger, quien al cierre del encuentro rescató «señales de apertura» por parte del gobierno.

Le système universel de #retraite, le président de la République s’y est engagé pendant la campagne présidentielle, les candidats pendant les élections législatives, qui forment aujourd’hui la majorité, aussi. Nous faisons ce à quoi nous nous sommes engagés.

La reforma pensional que propone el Ejecutivo contiene dos elementos claves: Un sistema universal por puntos, con el que se superarían los 42 regímenes de pensiones actuales; y la mencionada edad de equilibrio. La CFDT, de corte reformista y cercana al oficialismo, solo demanda la retirada de los 64 años como requisito para cobrar una jubilación sin descuentos.

Sin embargo, organizaciones sindicales progresistas, lideradas por la Confederación General del Trabajo (CGT), exigen la anulación total del plan y sostienen el paro que cumplió este martes 34 jornadas, un tiempo récord.

Aunque el primer ministro detalló previo a la reunión que se podía avanzar en la negociación, al culminar la jornada indicó en la Asamblea Nacional que la edad pivote de 64 años para pensión se mantendrá.

“El proyecto de ley que se presentará al Consejo de Ministros el 24 de enero prevé esta medida, porque es necesario garantizar el equilibrio”, declaró el primer ministro, manteniendo en firme la idea de retrasar dos años, de 62 a 64, la edad para jubilarse con una pensión completa, a partir de 2027.

Por su parte, Berger insistió que la CFDT no aceptará la convocatoria de diálogo para el próximo viernes, debido a que el Ejecutivo pretende mantener intacto el proyecto de reforma pensional.

“El proyecto de ley que se presentará al Consejo de Ministros el 24 de enero prevé esta medida, porque es necesario garantizar el equilibrio”, declaró el primer ministro, manteniendo en firme la idea de retrasar dos años, de 62 a 64, la edad para jubilarse con una pensión completa, a partir de 2027.

Por su parte, Berger insistió que la CFDT no aceptará la convocatoria de diálogo para el próximo viernes, debido a que el Ejecutivo pretende mantener intacto el proyecto de reforma pensional.