Home Cultura Cultura “El verano del amor”. Novela sobre Picasso

“El verano del amor”. Novela sobre Picasso

Imprimir

Luis Fernando Valero

El novelista Toni Orensanz, presentó en La Canonja, Tarragona, España  ante el Grupo de lectura su Biblioteca Pública   su última producción literaria la novela “El verano del amor”.

La obra basada en hechos reales de la estancia de Pablo Picasso en un pueblo rural de Cataluña en el año 1909, Huerta de San Juan, escrita en un tono de humor y reflejando una realidad social  de cómo era la vida en un pueblo rural de la España de principios del siglo XX  y sus relaciones con su amante, de ese momento la artista y modelo Fernande Olivier.

Picasso residió dos veces en Huerta de San Juan,  invitado por  su amigo Manuel Pallares, también pintor, al cual conoció en las clases de la Lonja, concretamente en la de Anatomía Artística y Perspectiva, en el año 1895. En este año y los siguientes los pintores consolidaron fuertemente su relación de amistad que acabó el año en el que Picasso falleció 1973.

 Manuel tenía una casa rural, “masía” en ese puebloPablo se alojó por un tiempo en “Can Tafetans” (Casa de los Tafetanes), la gran masía de los Pallarés, Allí aprendió a observar la vida rural, así como a dibujarla o pintarla: los campesinos segando o trabajando en el molino, los pastores, leñadores cortando madera, viejas casas en medio de los campos de trigo de un amarillo luminoso. También pintaba con trazos suaves animales, corderos, cabras, o ese al burro de mirada tan dulce y resignada que despierta compasión,  tal como señala la comentarista Clara Olmos. De esa estancia destacan dibujos con una técnica tradicional que se pueden observar en el Museo Picasso de Barcelona. La segunda estancia es la que narra la novela de Orensanz

 La obra  fue definida `por los miembros del grupo como una novela fresca, original, interesante, con una adjetivación  cuidadosa que invita al lector a entrar en la historia, gozando de un clima literario fluido, divertido y sobre todo cálido que motiva a no dejar el libro, pues página tras página va adentrándose y gozando de su trama.

Nos  pareció un gran acierto el tempo narrativo de Orensanz, donde se observa, sin ninguna duda, su influencia de guionista de cine y esa filosofía, que afirmó a los miembros del grupo de lectura, que él, ante todo, es un periodista que desea narrar, descubrir, acercar los hechos ya que en ellos está la esencia de la  novelística. Sin llegar a ser un biopic, en sentido estricto, si muestra una faceta de un Picasso totalmente absorto por su creación artística y que casi no hace caso a su amante la cual se consuela con una fuerte correspondencia con las  novelistas Gertrude Stein i Alice B. Toklas que se  conserva a la Beinecke Library, de la Universidad de Yale,  de los  Estados Unidos de Norteamérica y a la que ha tenido acceso el novelista.

La personalidad de Toni Orensanz atrae por su sinceridad y sencillez, alejado de esas ampulosidades que tienen algunos novelistas que creen, equivocadamente, que cuanto más enrevesados y ampulosos es su hablar o su escritura  más novelistas son.

La novela está basada en aquellos hechos reales Orensanz que  ha trabajado históricamente y ha proyectado la narración teniendo la virtud de elevar a categoría literaria, con una narración entre el biopic  y la fantasía, dando un clima de realismo romántico a una realidad muy sencilla y escueta, la inmensa convulsión que a principios del siglo XX en un pueblo rural de la Tierra Alta catalana, impactó en su sociedad tradicional la visita de una joven francesa con un personaje que ya tenía una cierta fama pero que no había ha llegado aún a ser el Picasso universal.

La historia es simple en el verano de 1909, Pablo Picasso y su amante en aquel momento la francesa, parisina, Fernande Olivier, también artista y sobre todo modelo se establecen, desde el 5 de junio y por unos meses,  en Huerta  de San Juan, con el consiguiente revuelo que significaría, en aquel entonces, dos extranjeros estrafalarios con  sus normas de vida en un pueblo rural.

El impacto es tremendo.”Podríamos hablar del síndrome Fernanda  la Bella o el verano  del amor”…”La furia colectiva que se va a desencadenar, las patadas, los puñetazos, la violencia contagiosa, creciendo, incontrolable, situación que es de libro, como saben bien las personas conocedoras  de las últimas teorías teoría psiquiátricas de la condición humana” Así describe el ambiente en las primeras  páginas, el médico del pueblo, narrador de la historia.

Toni Orensanz ha construido una novela universal a partir de un hecho ocurrido en un pueblo perdido catalán, pero la estructura narrativa podía acontecer en Italia, Grecia, Portugal, Creta, Turquía en ese sentido y es lo interesante de la novela de Orensanz , personalmente cuando la leí me sentí tan atraído por ella como cuando leí,  “Ardiente paciencia”, (posteriormente titulada “El cartero de Neruda”). de Antonio Skármeta; o las novelas de Sandor Márai  "El último encuentro",  "La amante de Bolzano".

La literatura de Toni Orensanz tiene la fuerza de la sencillez  con la tremenda exactitudde su prosa, con una refinada adjetivación, que envuelve dimensiones morales en la descripción de los personajes,  que a su vez, esconden detrás  su moral y  sus costumbres chocando con la “licenciosa” vida de los visitantes,

Este autor tiene una prosa que transciende lo local, lo inmediato anecdótico, precisamente por saber superar con su prosa lo universal del hecho y lanzarlo en una visión que evidencia la universalidad del amor, el impacto que lo nuevo, como lo novedoso de afuera es capaz de influir, quizás con los años, en las costumbres de lo tradicional, y ello se observa en las cartas que Fernande Olivier tiene con  Gertrude Stein i Alice B. Toklas  que son la argamasa con la que puntualmente Orensanz trabaja además del hecho en sí, de la estadía  de Picasso en el citado pueblo.esta correspondencia han sido, tan sólo el punto de partida de esta novela, que es una reconstrucción absolutamente libre de todo y en la que la verdadera protagonista es la modelo de París, que hace enloquecer hombres, mujeres y niños del pueblo mientras Picasso pinta frenéticamente arriba de un desván.

Fernande Olivier, en su biografía de Wikipedia, se denota que  es en sí también un personaje curioso e interesante por ella misma no solo por ser amante de Picasso ya queOlivier nació de una relación fuera del matrimonio entre su madre y un hombre casado. Fue criada únicamente por una tía, quien trató de arreglar un matrimonio para ella. En cambio, Olivier se escapó y se casó con un hombre que abusó de ella. En 1900, cuando tenía 19 años de edad, dejó a su marido, sin un divorcio formal y se trasladó a París. Ella cambió su nombre para que su marido no pudiera encontrarla.

Olivier encontró rápidamente el modelado de trabajo para los artistas, ella era un fijo en el círculo de amigos del escritor Guillaume Apollinaire, donde también se hizo amigo de  Paul Léautaud ,  Kees van Dongeny  Edmond-Marie Poullain,  Van Dongen, en particular, pintó varias veces a ella en sus obras.

Ella conoció a Picasso en el Bateau-Lavoir , en 1904,su relación duró siete años y se caracteriza por su impetuosidad. Tanto Olivier y Picasso fueron amantes celosos, y sus pasiones a veces explotaron en violencia.

Entre sus obras de su cubista período 1907-1909, varios de ellos fueron inspirados por Olivier. Tal fue su  Cabeza de mujer (Fernande). Y Picasso reconoció  que su famoso cuadro de  las   Las señoritas de Avignon “se inspiró en ella.  En abril 1907 Olivier fue a un orfanato local y adoptó a una niña de 13 años de edad, llamada Raymonde.  La pequeña familia no duró, sin embargo, y al descubrir dibujos explícitos de Raymonde realizados por Picasso, Olivier envió el chica de vuelta al orfanato. Olivier no hizo mención de Raymonde  en sus memorias..

En las notas sobre la vida de la artista Olivier se observa como Picasso cuando  finalmente alcanzó el éxito como artista, comenzó a perder interés en Fernande. . Se  separaron en 1912, dejando a Olivier sin una manera de seguir viviendo en el estilo al que se había acostumbrado. No tenía ningún derecho legal a esperar nada del pintor, ya que ella estaba todavía técnicamente casada con su primer marido. Para sobrevivir, ella tuvo varios trabajos, desde un cajero en una carnicería a una vendedora de antigüedades. También complementa sus ingresos dando clases de dibujo.

Al cabo de veinte años después de su relación con Picasso, que escribió las memorias de su vida en común. Para entonces, Picasso ya era el artista más famoso de la época, y la publicación de las memorias de Olivier tituladas  Picasso et ses amis (Picasso y sus amigos), se publicó en 1930 en forma de serie en el diario belga Le Soir, a pesar de la fuerte oposición de Picasso. Él contrató a abogados para impedir la publicación de la serie (sólo seis artículos fueron publicados). El pago que ella recibió le ayudó a mejorar su estilo de vida un poco, pero no fue muy duradera esa comodidad. Murió en 1966 y en sus últimos años Picasso que murió en 1973 le estuvo pagando una pequeña pensión.

La novela de Orensanz invita a seguir el curso de la vida de Picasso y sus relaciones con las mujeres, las líneas que hemos escrito anteriores son una prueba, de cómo el lector puede transcender la obra novelística y seguir el curso del artista y unir su producción con las diferentes etapas de su vida.

Hay evidencias que el origen del cubismo picassiano está influido por las fotografías que Picasso hacía de los tejados del pueblo Huerta de San Juan  y que luego el plasmó en sus cuadros tal, como enseño el autor  Orensanz a los miembros del grupo de lectura.

Ello demuestra una vez más que en ocasiones la realidad puede transcender la pura creación artística, siendo un incentivo para aquella frase del propio Picasso:  “Que la inspiración te encuentre trabajando”.

La novela hace pensar y pone en cuestión, ahora que tanto se habla de turismo de calidad más allá, del sol y playa y otros menesteres, como debería cuidarse, como ocurre en otros países la presencia de personajes universales en las tierras, antes agrícolas  y que hoy necesitan ampliar más allá del surco para generar riqueza.

Huerta de san Juan tiene un pequeño pero interesante Museo cubista basado en la estancia de Picasso en el pueblo

Y que permite comparar situaciones de la novela con la rigurosidad de la realidad en cuanto a su punto de partida y la  hilarante lectura de algunos de los capítulos de la novela

En una palabra deseamos que la novela de Toni Orensanz, escrita originalmente en catalán  transcienda el marco de la literatura catalana y sea traducida a otros idiomas ya que es un buen ejemplo de cómo se puede escribir literatura enrizada en el territorio con una dimensión universal en donde la calidad narrativa transciende el idioma y alcanza una dimensión por su esencia, literaria.

Ojalá como ha señalado el propio Orensanz se acerquen más los novelistas, como ocurre en otros países Alemania.  Holanda. Italia, Francia qué el amor a la patria empieza por el cuidado y el amor al pequeño lugar de donde uno salió.

 

Indicadores Económicos

Anuncios

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Buscador

En linea

Tenemos 28 invitados conectado(s)